Los vídeos virales son las peores armas de destrucción masiva contra Maduro

Una niña le dice a Maduro que tiene hambre, que no agua, no tiene comida, no tiene medicamentos y que ni siquiera tiene champú. Este simple video grabado con un teléfono móvil se ha convertido en un arma de destrucción masiva contra el presidente de Venezuela. Un arma más peligrosa que la invasión imperialista que tanto teme Maduro.

¿Cómo se puede detener la viralización de este video? ¿Qué podría hacer Maduro? ¿Confiscar todos los teléfonos móviles?

Después de ese video ha habido otro dramático. Está grabado con un móvil desde un coche que se desplaza desde la puerta de un supermercado de Margarita. Decenas, cientos de personas hacen cola. Parece interminable.

En ese mismo supermercado, algunos ciudadanos se sublevaron y tuvo que intervenir la Guardia Nacional. El presidente de Venezuela se ha gastado millones de dólares en comprar armamento para defenderse de una supuesta invasión y resulta que su mayor enemigo son las colas. Manda a la Guardia Nacional a reprimir al pueblo.

Hay videos de asaltos a pollerías, de invasiones de farmacias, de robos de mercancía antes de llegar. Maduro ha intentado parar esos vídeos prohibiendo a la gente que graben con sus teléfonos móviles lo que está pasando en la calle. Según el Observatorio Venezolano de la Conflictividad, en mayo hubo 52 saqueos y 36 intentos de saqueo.

Otro de los vídeos más dramáticos fue el de una venezolana que no tenía comida para su hijo pequeño. Les habían robado el coche recién comprado y no tenían para comprar otro. Suplicaron a los ladrones.

Mucha gente todavía se pregunta en España si lo que está pasando es verdad. No. Lo que están viendo es una pequeña parte de la verdad. La verdad es peor. Eso es lo mismo que dijo el reportero de Antena 3 que hizo una serie sobre Venezuela. Lo que vio allí era mucho peor.

En los hospitales no hay medicamentos. Se realizan campañas en Colombia y en España para donar medicamentos. No hay ni siquiera comida decente en los hospitales de modo que la gente se debilita y muere.

Una persona grabó con su móvil lo que pasaba en el hospital Luis Razetti de Barinas. Como no hay suministro eléctrico, no funcionan los ascensores y los pacientes en camilla deben ser transportados a mano por las escaleras.

En la península de la Guajira, adonde ni siquiera llega comida, los niños de la etnia guajira mueren por malnutrición. Hace unos días se reportaba la muerte de un bebé y de una niña porque su madre no tenía dinero para comprarles comida.

La mayor parte de estas imágenes no aparecen en televisión porque los medios están controlados o presionados por el gobierno. Solo aparecen en las redes sociales o en el diario El Nacional.

 

Vía: http://blogs.lainformacion.com/zoomboomcrash/2016/06/07/los-videos-virales-son-las-peores-armas-de-destruccion-masiva-contra-maduro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.