Moisés Naim: “Me hubiera encantado ver a Chávez al mando del país en las circunstancias actuales”

Moisés Naím es una voz respetada en los estudios internacionales. Está a cargo de la reconocida revista Foreign Policy desde hace 14 años.

A cargo de la reconocida revista Foreign Policy durante catorce años, publicó recientemente el libro “Repensar el mundo”, donde repasa en poco más de 400 páginas los cambios más importantes que experimenta el mundo en los últimos años tanto en Europa, Estados Unidos, Asia, Medio Oriente y América Latina.

Con un respetable currículo que incluye el Premio Ortega y Gasset, uno de los galardones más importantes del periodismo en español, y ser miembro del Carnegie Endowment for International Peace, el economista venezolano Moisés Naím es una voz respetada en los estudios internacionales.

A cargo de la reconocida revista Foreign Policy durante 14 años, publicó recientemente el libro “Repensar el mundo” (Taurus, 2016), en el que se reúnen varias de sus columnas que se publican en distintos diarios del mundo y que se encuentran ordenadas por temas, lo que permite establecer un claro juicio de materias vitales para los latidos globales.

Naím repasa en poco más de 400 páginas los cambios más importantes que experimenta el mundo en los últimos años, tanto en Europa, Estados Unidos, Asia, Medio Oriente y América Latina.

Por cierto, un espacio importante de la publicación se dedica a Venezuela. Y sobre la mirada a lo que está pasando en su país se centra esta conversación con AméricaEconomía.com:

-Venezuela vive un momento muy lamentable y que usted aborda en una parte importante del libro “Repensar el mundo”. Ante todo lo que ha pasado en su país, ¿cree usted que cabría hacerse la pregunta si es que el destino de Venezuela sería otro si la oposición a Chávez no habría equivocado el camino como cuando, por ejemplo, decidió no participar de procesos eleccionarios? ¿Venezuela estaría como está ahora de no haber existido esos errores de estrategia?

-Mire, yo creo que sí, Venezuela estaría igual que ahora. Creo que la oposición ha ido cambiando, se ha ido acomodando y la de hoy no es la misma que tenía Chávez. Incluso en el tiempo se ha transformado en una amalgama de distintos puntos de vista que incluye a gente de derecha y de izquierda, socialistas e incluso ex chavistas.

Creo que en esto hay que saber mirar muy bien el pasado. En ese sentido, Chávez fue muy hábil en disfrazar las características autocráticas de su administración. Chávez siempre pensó que la oposición no tenía derecho a existir; nunca la vio como un rival político, un grupo de compatriotas que piensan distinto. Siempre los vio como enemigos a los que se debía eliminar. Por eso creo que criticar a la oposición es lo más fácil hoy, es como quitarle un caramelo a un niño.

 

Vía: http://www.americaeconomia.com/politica-sociedad/politica/moises-naim-me-hubiera-encantado-ver-chavez-al-mando-del-pais-en-las-circ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.