Maduro nombra ministro al excargo antidroga acusado de narcotráfico por EE.UU.

Nestor Reverol fue acusado por la inteligencia estadounidense de encubrir operaciones de contrabando de cocaína en EE.UU procedentes de Venezuela.

El general Nestor Reverol ha sido nombrado por Maduro como su nuevo ministro del Interior. Sobre el militar pesa una acusación por narcótrafico de la inteligencia de EE.UU. Además Miguel Pérez, vicepresidente económico del Gobierno, ha sido destituido en la misma jornada.

Reverol fue director de la Oficina Antidroga de Venezuela, sin embargo entre 2008 y 2010 utilizó su cargo para encubrir operaciones de tráfico de cocaína a EE.UU., según la investigación realizada por la inteligencia estadounidense.

Durante un programa de radio Maduro ha anunciado su «apoyo personal, como jefe del Estado, a él y a toda su familia, después del ataque del imperialismo de EE.UU.». «Yo quiero anunciar que he designado al mayor general Néstor Reverol Torres nuevo ministro de Interior, Justicia y Paz, para que se vaya a fortalecer (…) todo el tema de la seguridad con dedicación exclusiva 24 horas, sin dormir», dijo Maduro en su programa semanal de televisión transmitido por el canal estatal VTV.

El jefe de Estado venezolano se pronunció hoy sobre la acusación y aseguró que Reverol rompió récords en el pasado capturando a «narcotraficantes mundiales y eso es lo que le quiere hacer pagar la DEA y todos las mafias del narcotráfico estadounidense»

«La mafia del narcotráfico está en EEUU», afirmó Maduro. En ese sentido, el mandatario venezolano le expresó su «solidaridad (…) a él y a su familia que ha sido agredida por el imperio norteamericano». Maduro indicó que con la designación de Reverol como nuevo ministro de Interior y Justicia también busca combatir a las «bandas paramilitares» y «narcotraficantes».

Por otro lado, anunció que Carlos Farías sustituirá al frente del Ministerio de Industria y Comercio a Miguel Pérez Abad, quien ejerce también desde el pasado febrero como vicepresidente económico del país, aunque Maduro no dijo si abandonará también esa responsabilidad.

El nombramiento de Farías, que fue vicepresidente de la cartera durante varios años, se debe, según el presidente, a que el departamento necesita un «integrador de procesos productivos» para solucionar el problema de abastecimiento y distribución de alimentos en el país.

Maduro aseguró que Farías contaba con la experiencia necesaria para ello. Sobre este tema, el mandatario aseguró que para el próximo viernes estará cubierto «el 100 por ciento de las unidades productivas agroalimentarias, farmacéuticas e industriales» de todo el país.

Asimismo, el jefe de Estado venezolano también informó de que la cartera de Obras Públicas y Transporte pasará a ser dirigida por Ricardo Molina, quien antes se desempeñó como encargado de la Gran Misión Vivienda Venezuela.Molina también asumirá la Vicepresidencia de Gobierno para el Socialismo Territorial.

 

Vía: http://www.abc.es/internacional/abci-maduro-nombra-ministro-excargo-antidroga-acusado-narcotrafico-eeuu-201608030312_noticia.html

Maduro nombra ministro al general venezolano acusado de narcotráfico en EEUU

El presidente venezolano convierte en provocación el nombramiento de Reverol, un antiguo colaborador de Chávez señalado de participar en el tráfico de cocaína.

A poco más de 24 horas desde que se conoció de la imputación por nexos con el narcotráfico que la Fiscalía presentó en una corte de Nueva York contra dos funcionarios venezolanos, el presidente Nicolás Maduro designó a uno de ellos, el mayor general Néstor Reverol Torres, como ministro del Interior y Justicia.

“Expreso mi solidaridad con este oficial y con su familia, quienes han sido agredidos desde Estados Unidos”, dijo antes de hacer el anuncio, durante la transmisión este martes en la noche de su programa semanal, En contacto con Maduro, desde el teatro Junín de Caracas.

Reverol fue comandante de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) –cuerpo de policía militarizada- hasta comienzos del reciente mes de julio. Desde entonces permanecía en licencia. El oficial, todavía como militar activo, fue el último ministro del Interior de Hugo Chávez, entre octubre de 2012 y abril de 2013. Antes ocupó la dirección de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA). De acuerdo al presidente Maduro, en ambas responsabilidades Reverol “batió el récord mundial de captura de capos del narcotráfico”. “Eso es lo que le quieren cobrar”, aventuró una hipótesis sobre la acusación llegada del Norte, “la DEA y las verdaderas mafias del narcotráfico en Estados Unidos. ¿Por qué no hay capos en Estados Unidos?”.

El mandatario venezolano encomendó a Reverol iniciar operaciones “de gran impacto” contra lo que llama el “hampa paramilitarizada”, y reforzar el programa de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP), una campaña de redadas armadas en zonas populares controladas por la delincuencia organizada.

Según se supo el día anterior, a Néstor Reverol y Edylberto Molina, director y subdirector en 2008 de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) de Venezuela, se les han imputado cargos ante un tribunal de Brooklyn por haber recibido pagos de cárteles a cambio de información sobre operaciones antidrogas, entre otros delitos.

Molina se desempeña en la actualidad como Agregado Militar de la Embajada de Venezuela en Berlín.

El mayor general Gustavo González López, hasta ahora responsable de la cartera del Interior, seguirá en la dirección del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), policía política del Estado.

El presidente Maduro también anunció la destitución del ministro de Industria y Comercio, Miguel Ángel Pérez Abad. El empresario, dirigente del gremio de la pequeña y mediana industria, duró siete meses en el cargo. Durante su breve gestión se mostró como representante de una corriente moderada dentro del chavismo, proclive a concertar con el sector de los negocios.

Boicot al parlamento.

Los cambios en el Gabinete de Maduro, incluido el polémico nombramiento del general Reverol en la cartera del Interior, se conocieron durante una velada en la que el sucesor de Hugo Chávez en el liderazgo de la autodenominada Revolución Bolivariana quiso mostrar varios gestos de radicalización.

Uno de ellos fue la virtual declaración de guerra contra el parlamento, al que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), dominado por el Gobierno, declaró “en desacato” durante la víspera.

Dijo el presidente venezolano que en su rol de jefe de la Hacienda pública, ha pedido una opinión al mismo TSJ antes de cortar la transferencia de fondos a la Asamblea Nacional (AN). Aseguró que, de aplicarse el torniquete financiero contra el Poder Legislativo, cuidará que los trabajadores de la Asamblea no sufran los consecuencias, “porque ellos no tienen la culpa, les vamos a depositar sus salarios directamente”.

Henry Ramos Allup, presidente de la AN, respondió este miércoles con sorna a las amenazas del primer mandatario. “¿Qué es lo que va a dejar de mandar, si es que no manda nada? Este tipo está completamente loco”, dijo. Según el jefe del Legislativo, el parlamento recibe solo los salarios de los trabajadores “y esop no lo maneja la Asamblea, porque va directo a las cuentas bancarias de los empleados y a su fideicomiso”. En cambio, reveló, el Gobierno tendría una mora de dos meses “para la comida de los 350 niños que hay en la guardería de los hijos de los trabajadores y obreros de la AN”.

Según Ramos, quien aprovechó la oportunidad para anunciar que se postulará entre los precandidatos presidenciales de oposición, “el Gobierno se está aprovechando de cualquier cosa que haga el parlamento para desconocerlo (…) Así nos corten el agua o la luz, esta AN seguirá funcionando”.

 

Vía: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/08/03/america/1470188766_930021.html